Qué-es-IoT-o-Internet-de-las-cosas-y-cómo-funciona-1

Qué es y cómo funciona el internet de las cosas

El avance de la tecnología de la información y la comunicación ha hecho posible que cualquier aparato que utilicemos en nuestro día a día pueda comunicarse a través de la red con otros dispositivos, buscando mejorar la vida de las personas. 

En este artículo veremos qué es IoT y como poco a poco se va introduciendo en nuestras vidas esta tecnología.

Qué es IoT

El internet de las cosas o IoT (Internet of Things) es una tecnología por la cual distintos dispositivos como electrodomésticos, máquinas o vehículos se comunican e intercambian datos por internet.

IoT tiene como objetivo mejorar la vida de las personas en su día a día y hace uso de otras tecnologías complementarias como la inteligencia artificial y el machine learning, el big data, el uso de sensores y radiofrecuencia y el cloud computing.

Cómo funciona el Internet de las cosas

Los dispositivos inteligentes cuentan con los componentes necesarios (chips, circuitos o elementos de red, por ejemplo) para enviar información y recibir órdenes externas. Para ello se conectan a internet mediante una IP específica, recibiendo y enviando datos, y conectándose a un servidor externo, o incluso directamente a otros dispositivos.

Cuáles son sus ventajas

Los principales beneficios que aporta el uso y la implantación de internet de las cosas son:

  • Ofrecen nuevos servicios con el objetivo de responder a necesidades específicas de las personas.
  • Permiten recibir información en tiempo real con el uso de sensores (temperatura, gasto eléctrico, entre otros).
  • Gestión automática de estructuras urbanas.
  • Facilitarán la interconexión entre distintas industrias y con los ciudadanos.
  • Incrementarán el nivel de vida.

Ejemplos del Internet de las cosas y cómo ayudan a nuestro día a día

Internet de las cosas tiene ejemplos actuales que ya se está aplicando en nuestro día a día como:

Smart City

El concepto de ciudad inteligente está directamente asociado a IoT. Por ejemplo, el proyecto París 2050 que ya está aprobado en la capital francesa tiene como objetivo reducir los gases con efecto invernadero. Para ello utilizarán edificios bioclimáticos que generan energía positiva reciclable.

Frigoríficos que avisan

Uno de los ejemplos más identificativos del uso de IoT son los frigoríficos que alertan si falta algún producto. Incluso pueden realizar de forma automática el pedido a una tienda virtual para que lo traigan a casa.

Robots de limpieza

Los robots de limpieza son ya un dispositivo habitual en muchos hogares y oficinas gracias al boom de la empresa Roomba. Estos dispositivos se encargan de barrer y fregar el piso de forma automática y pueden ser gestionados de forma remota con el uso de un dispositivo móvil y una app.

Estanterías inteligentes

Un ejemplo de la aplicación de IoT en la logística son las estanterías inteligentes. Estas estanterías cuentan con sensores que detectan si se sobrepasa el límite de peso o de dimensiones de los bultos que se almacenan en ellas. Pueden incluso detectar si un bulto está mal colocado y tiene riesgo de caerse.

Hemos visto IoT, qué es, cuáles son sus beneficios y dónde podemos encontrarlos en nuestro día a día. En un futuro cercano todas las áreas harán uso de este tipo de dispositivos, como el sector médico industrial, gobiernos, ciudades, etc.

Los comentarios están cerrados.