Qué-es-la-ciberseguridad--y-qué-ataques-son-los-más-frecuentes-1

Qué es la ciberseguridad y sus ataques mas frecuentes

Las empresas tienen cada vez una mayor dependencia de la tecnología y las comunicaciones, siendo internet un vehículo fundamental para poder realizar la mayoría de procesos de negocio. Los riesgos y amenazas a los que se enfrentan empresas y organizaciones han convertido la seguridad en uno de los aspectos principales para poder garantizar la seguridad de la información y el funcionamiento de los sistemas.

A continuación veremos qué es la ciberseguridad, qué ataques cibernéticos son los más habituales y cómo protegerse de ellos.

Qué es la ciberseguridad

La ciberseguridad recoge un conjunto de estrategias, técnicas y prácticas que tienen como objetivo defender los sistemas informáticos de la empresa, incluyendo los dispositivos, las redes, el software y la información.

Dentro de la ciberseguridad se abordan muchos aspectos como la seguridad de la red empresarial y el acceso a internet, la seguridad de herramientas y aplicaciones, la seguridad de los datos, las copias de seguridad, la recuperación ante desastres y la alta disponibilidad e incluso la formación en ciberseguridad de los usuarios o empleados de la empresa.

Qué ataques cibernéticos son los más comunes

Son muchos los tipos de ataques que reciben los sistemas de las empresas, buscando interrumpir sus servicios, robar datos sensibles (como datos bancarios) o suplantar la identidad de los usuarios.

Los principales ataques que reciben las empresas son:

Malware

Se trata de software malicioso que se instala en los equipos o dispositivos de las empresas y habitualmente requiere de intervención por parte del usuario que es engañado con correos electrónicos o mensajes fraudulentos. Los distintos tipos de malware son:

  • Virus. Se trata de un programa malicioso que infecta archivos del sistema y se extiende por todos los archivos de la red.
  • Ransomware. Se trata de una de las amenazas más peligrosas para las empresas en la actualidad. Este malware encripta los archivos y sistemas de la empresa impidiendo su acceso y generando una interrupción de la actividad. Los ciberdelincuentes piden un rescate económico para desbloquear los sistemas, normalmente en criptomonedas, como bitcoins.
  • Spyware. Malware que se instala y funciona en segundo plano, robando información de los usuarios.
  • Troyanos. Programas maliciosos que si instalan y actúan como puerta de entrada a otro tipo de ataques o malware.
  • Redes Zombies. Red de ordenadores controlados sin que el usuario sea consciente, y que se utilizan para realizar actividades fraudulentas (como ataques a sistemas).

Inyección de código

Este tipo de ataque buscan errores de programación o vulnerabilidades para acceder a los sistemas inyectando código.

  • Inyección de código SQL. Se trata del tipo de ataque por inyección de código más utilizado y afecta a las bases de datos, accediendo a las mismas utilizando código SQL.
  • Cross-Site scripting. Conocida como XXS es una técnica que utiliza códigos que se interpone entre el cliente y el servidor para robar datos de acceso (man in the middle).

Robo de identidad

El phishing o robo de identidad es un ataque por el cual se engaña al usuario para que revele sus datos de acceso, con los cuales los ciberdelincuentes pueden suplantar su identidad (afecta a acceso a plataformas y redes sociales principalmente).

Ataques de denegación de servicio

Son ataques a los servidores de la empresa con el objetivo de ralentizarse, generar errores e incluso hacerlos caer. Se trata de realizar un gran número de peticiones de servicio que el servidor no es capaz de gestionar. Los ataques DDoS son los más conocidos en este tipo de ciberamenaza.

Ciberseguridad: cómo protegernos

Una buena estrategia de seguridad cibernética es clave para poder contrarrestar, evitar y responder ante todo este tipo de ataques. Algunas de las actuaciones o medidas a tomar son:

  • Mantener actualizados los sistemas operativos.
  • Utilizar contraseñas robustas y seguras.
  • Utilizar software de defensa como antivirus y cortafuegos, y mantenerlos actualizados a su última versión.
  • Invertir en formación en ciberseguridad de los empleados.
  • Controlar los privilegios que se le otorgan a cada usuario.
  • Contratar los servicios de empresas especializadas en ciberseguridad.

Hemos hablado de ciberseguridad, qué es, cuáles son sus principales amenazas y cómo aplicar medidas que ayuden a mejorarla. Con las actuaciones adecuadas es posible evitar muchos ataques cibernéticos, reducir el impacto si se producen y, en definitiva, tener defensas adecuadas contra los ciberdelincuentes.

Los comentarios están cerrados.