two-computer-flat-screen-monitors-turned-on-777001

Diferencias entre monitor panorámico, ultrapanorámico y 4K, cuál es mejor?

El monitor panorámico es la pantalla más utilizada en ordenadores desde 2009 hasta ahora. En este post te vamos a hablar de este y de otros monitores alternativos, como el monitor panorámico 4K o el monitor ultrapanorámico, para que sepas cuál debes elegir según el uso que le vayas a dar.

Importancia del monitor adecuado

A la hora de comprar un ordenador, casi siempre nos fijamos más en las características técnicas del ordenador —tipo de gráfica, memoria RAM, procesador, etc.— que en los periféricos esenciales como el monitor. El monitor afecta, y mucho, a nuestra experiencia como usuario y también a nuestra salud visual. Si utilizamos el ordenador durante muchas horas, tenemos que elegir la mejor pantalla posible para el uso que le vayamos a dar.

Panorámico o ultrapanorámico

Hasta hace pocos años, los monitores panorámicos eran casi la única opción existente en el mercado. El monitor panorámico se caracteriza por tener un mayor ancho que alto y su relación de aspecto es 16:9. 

A la hora de comprar un monitor para un ordenador, tenemos que mirar tres características básicas fundamentales:

Pulgadas: es el tamaño de la diagonal de la pantalla. Tendremos que buscar un equilibrio entre el espacio del escritorio donde va a estar colocado y la tarea que vamos a desempeñar.

Resolución: es la definición de la imagen. Cómo mínimo debe ser de 1440p, pero si podemos optar por resoluciones más altas, incluso 4K, mayor nitidez tendrá la imagen y menos fatiga visual tendremos.

Aspecto: es el formato de pantalla, la proporción entre el alto y el ancho de la pantalla que vemos.

El tamaño y la resolución de la pantalla son muy importantes para tener una buena experiencia de usuario y no sufrir fatiga visual. Pero si hacemos multitarea o manejamos determinados programas de diseño, es conveniente tener en cuenta el aspecto de la pantalla.

Los monitores ultrapanorámicos, que tienen una relación de aspecto 16:9, permiten aprovechar más el ancho de la pantalla. Si tenemos que realizar multitarea y tener dos o más aplicaciones abiertas a la vez, es conveniente optar por un monitor ultrapanorámico. Suelen incluir un modo “split”, que permite dividir la misma pantalla en dos ventanas, con lo que la experiencia es muy similar a trabajar con dos pantallas a la vez. 

Panorámico curvo

El monitor panorámico curvo es un monitor que mantiene la relación de aspecto 16:9, pero que es ligeramente curvo en los extremos. El monitor panorámico curvo consigue un efecto inmersivo y es idóneo para ver películas porque nos metemos más en la acción.

Un modelo interesante de monitor curvo de 27 pulgadas es el Samsung C27R500.

Panorámico 4K

Si no vamos a realizar multitarea y no nos interesa el formato curvo porque no queremos tener esa experiencia de inmersión, podemos optar por monitores panorámicos 4K. Con ellos ganaremos en calidad de imagen gracias a su alta resolución. Un buen modelo es el Lenovo L28u-30 de 28 pulgadas.

Ultrapanorámico

Gracias a una pantalla más ancha, con estos monitores, también llamados monitores ultrawide, ganaremos en eficiencia y comodidad manejando aplicaciones de edición como Lightroom o Final Cut. El aspecto 16:9 permite manejar mejor los paneles y las barras de menús y los textos se ven mejor.

Una buena opción es el LG 25UM58-P, con 64 cm de largo y 25 pulgadas.

Actualmente, podemos comprar monitores ultrapanorámicos o 4K sin tener que hacer un gran desembolso de dinero. La oferta se ha incrementado y hay más opciones disponibles, por lo que merece la pena estudiar todas las posibilidades existentes. Determina tus necesidades y elige el tipo de monitor que más se adapte a ellas para no desperdiciar ninguna de sus prestaciones.

Los comentarios están cerrados.