Qué es la gamificación y cómo puedo implantarla en mi empresa

publicado en: blog, empresa, tecnología | 0

Desde que nacemos, tenemos una necesidad innata de divertirnos, jugar y disfrutar de lo que hacemos. Y cuando crecemos seguimos teniendo esa necesidad, aunque le dediquemos menos tiempo. Esta característica ha llegado incluso al mundo laboral, y lo ha hecho para quedarse.

La simbiosis del juego y el trabajo ha generado lo que se conoce como gamificación. Ya está aplicándose en muchas empresas debido a sus beneficios, pero hay muchas personas que todavía no saben qué es y para qué sirve.

 

Qué es la gamificación

Podríamos definirla como un método para usar estrategias de juego en entornos como el trabajo o la escuela, por ejemplo. Y su objetivo principal es motivar y mejorar las relaciones entre las personas. La gamificación en la empresa, enriquece y favorece tanto a empleados como a empresarios. Pero, ¿cómo?

Con la gamificación se consigue motivar a los empleados en su trabajo para que sean más eficientes. Para ello, se usan juegos en los que se consiguen recompensas y reconocimiento. Los empleados se sienten mejor y eso favorece el mejor desempeño, que a la larga, también favorece a la empresa.

 

Gamificación en recursos humanos

La gamificación está presente en diferentes aspectos del ámbito laboral. Por ejemplo, en la fase de reclutamiento y selección de personal se usa para que los nuevos estén más motivados para empezar a trabajar. Y la empresa obtiene más información sobre ellos y sus capacidades. Incluso, en muchos casos, se usa para premiar al departamento de RR. HH. por hacer buenos fichajes o a empleados por recomendar a candidatos que encajen en los perfiles.

Una vez contratados, los empleados recientes pueden aprovecharse de la gamificación para conocer mejor a la empresa y su organización. También es útil para fomentar la formación, el desarrollo y la promoción dentro de la empresa.

No hay nada peor para una empresa que perder talento por no saber retener a sus mejores empleados. Y ahí juega un papel muy importante la gamificación porque aumenta el compromiso a largo plazo al percibir el interés de la empresa por su desarrollo profesional.

 

Casos de éxito en gamificación

Un caso conocido fue el del banco BBVA, relacionado con la reserva de salas para reuniones. Lanzaron la app GentleMeet con la que se podían reservar salas de reuniones y penalizar a quien hiciera una reserva y luego la cancelaba pero sin dejar libre la sala.

La conocida empresa Siemens también usó una aplicación móvil para poner en práctica la gamificación. Usaron Plantville (en imitación a FarmVille) para que sus empleados conocieran mejor el funcionamiento general de la empresa y cómo se conectaban unos departamentos con otros, dentro de una planta.

Y hay muchos más ejemplos positivos de empresas que han sacado partido a la gamificación para mejorar el rendimiento de sus empleados y conseguir que se impliquen más y desarrollen sus habilidades profesionales y personales.

Aunque no siempre es fácil y asequible implementar la gamificación en el mundo laboral, esta técnica ofrece muchos beneficios como, por ejemplo, mejorar la productividad, la motivación, la creatividad, la comunicación y la implicación.

Dejar una opinión