Control horario de empleados a través de App.

publicado en: apps, blog, empresa, tecnología | 0

Últimamente, ha sido objeto de numerosos telediarios y ahora ya forma parte de nuestro día a día. Sin duda, el control horario establecido con la aprobación del nuevo Real Decreto Ley 8/2019, cuya entrada en vigor ha tenido lugar 12 de mayo, ha supuesto un antes y un después a la hora de registrar la jornada de los trabajadores por cuenta ajena.

Dicha norma no está exenta de controversia, ya que la misma está redactada de manera bastante laxa y ambigua. Como se puede comprobar, existe una clara laguna legislativa ya que no se establece en modo alguno la forma en la cual las empresas deben llevar a cabo dicho control horario, lo cual ha llevado a muchos empresarios a cuestionarse la forma y validez de las distintas maneras de realizar este control.

Lo que sí determina claramente la normativa es que el incumplimiento de dicho control puede acarrear sanciones para el empresario de entre 626 y 6.250 euros o incluso más en determinados casos, por lo que no cabe duda de la necesidad de realizar el control horario adecuado y adaptado a la legalidad.

 

Desde firmar en un papel a crear una app de control de horarios

Ante este novedoso y poco preciso contexto normativo, es normal que surjan dudas respecto a qué tipo de control horario puede establecer una empresa para el registro de las jornadas de sus empleados. La redacción actual de la norma otorga plena libertad a la empresa para determinar la manera en la cual llevar a cabo el control de horario, desde sistemas más rudimentarios como la firma en una hoja a apps de teléfono intuitivas y prácticas.

Desde luego, es innegable que el uso de smartphones es una práctica más que común por la mayoría de personas en edad de trabajar, por lo que llevar el control horario a través de una aplicación es una de las soluciones más recomendables a la hora de realizar el registro horario.

 

Ventajas de usar una app de control horario

En primer lugar, se simplifica mucho el proceso, con una interfaz intuitiva y sencilla de utilizar para todo tipo de usuarios, desde los más habilidosos a los más reacios a las nuevas tecnologías.

En segundo lugar, un sistema de aplicación de registro horario permitirá generar informes y reportes mensuales de jornada de manera automatizada y fiable.

Por último, con este tipo de sistemas, se hace partícipe del registro a los propios empleados, consiguiendo con ello una mayor implicación por parte de todas las partes que configuran la relación laboral.

Existe ya una amplia oferta de este tipo de apps para smartphones, tales como SAGE o Control Laboral, que garantizan la veracidad de los datos recogidos, siendo más recomendable que crear una app propia, siempre más susceptible de manipulación, y perdiendo credibilidad ante una posible Inspección de Trabajo.

 

Resumiendo, libertad de formas de realizar el control horario, obligatoriedad, sanciones por incumplimiento y una recomendable gestión informatizada a través de apps de control horario son por ahora las pocas cuestiones que por ahora quedan aclaradas con la nueva norma en materia de control horario.

 

 

Dejar una opinión