Gamificación: ejemplos efectivos en el mundo de la empresa

publicado en: blog | 0

Con la llegada del nuevo siglo se han venido desarrollando diversas estrategias no solamente educativas, sino también empresariales, para que las personas aprendan o realicen acciones con mucha mayor motivación.

Está más que demostrado que una persona sin motivación tiende a rendir la mitad de lo que debería rendir habitualmente y, a su vez, tiende a mostrarse deprimida e infeliz.

Este fenómeno de la desmotivación había aparecido sobre todo en entornos laborales y empresariales. La gamificación surge como un método para combatir esa falta de motivación, no solamente de los empleados hacia la empresa o en el tema de la gestión de personas, sino también de los mismos compradores hacia el producto o propuesta de valor con el fin de fidelizar clientes.

Gestionar personas a través de la gamificación

La palabra gamificación seguramente te debe sonar conocida y es que proviene de la palabra “game” o juego en inglés; sencillamente, hace referencia a una estrategia a nivel empresarial que por medio de juegos pretende motivar tanto a los empleados como a los compradores respecto al producto o servicio que se ofrece.

¿Cómo funciona esto? Pues, sencillamente se idean diversas tácticas (dependiendo de la dinámica interna de la misma empresa) que hacen que el usuario se identifique con la marca.

De esta manera, podremos garantizar que los empleados se sientan motivados y que los clientes compren de forma activa los productos o servicios que ofrece la empresa.

Este proceso se ha visto intensificado con la aparición de un nuevo mundo de oportunidades que se ofrecen a través de app, ya que de manera accesible e intuitiva, los trabajadores podrán hacer un uso más flexible de los productos y así que sean vistos de una manera más atractiva por los clientes. Hay que añadir, además, que el cliente no relaciona gaming con publicidad, con un concepto invasivo, sino que es al contrario, considera como positiva esta interacción.

 

Los ejemplos más efectivos de gamificación

 

1. El famoso caso de MrJeff

MrJeff es una marca que ofrece servicios de lavado y planchado a domicilio y ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años alrededor de toda España. Sin embargo, pagar los gastos de formación a todos sus franquiciados y proveedores de servicios a nivel nacional era algo muy caro; por tanto, la empresa decidió crear una plataforma de aprendizaje a través de la gamificación.

Los empleados de MrJeff aprenden acerca de las funciones de la empresa mientras se divierten con múltiples misiones que les deja la plataforma a medida que van avanzando de nivel.

De esta forma, MrJeff asegura que sus empleados ofrezcan un servicio de calidad y a su vez se encuentren motivados.

 

2. La solución de Simple Energy para el ahorro de energía

Simple energy es una empresa estadounidense dedicada a la producción de software por suscripción y como parte de su responsabilidad social empresarial ha venido implementando diversas campañas de ahorro de energía.

Una de sus mejores campañas ha sido la elaboración de una plataforma gamificada para que sus distintos clientes compitan respecto a quién ahorra más energía tanto en su trabajo como en su hogar. Implementaron retos divertidos, así como tablas de calificación comparativa para incentivar a la competencia y a su vez crear un sentido de pertenencia de los usuarios con la empresa.

 

3. Atrivity, la alternativa de bolsillo

La empresa Compettia creó una solución divertida y transportable para gamificar tu empresa: Atrivity.

Sencillamente, es uno de los tantos casos de aplicaciones móviles que han surgido para hacer más divertido el trabajo o la compra de productos.

El fin principal de la aplicación móvil es crear la identificación con la marca por medio de preguntas divertidas que se pueden configurar en la misma aplicación; todo eso, con un análisis de estadísticas para poder evaluar el interés tanto del comprador como del empleado.

 

En definitiva, crear tu propia app con un toque competitivo puede ser una gran solución para mantener la motivación de tu equipo, a la vez que puedes conseguir mejoras sustanciales en su conocimiento, su forma física, o cualquier otro objetivo cualitativo que pretendas conseguir.

 

Dejar una opinión