NORMATIVA DRONES: MEJOR CONTAR CON UN EXPERTO

publicado en: blog, drones | 0

Los drones son una realidad que ha venido para quedarse y se trata de una tecnología que cambiará muchos conceptos. Un vehículo aéreo cada vez más barato cuya popularidad crece como la espuma.

Pero un punto que no debemos pasar por alto es que la tecnología va mucho más rápida que la legislación y quienes llevamos un dron en nuestra maleta debemos tener presente la normativa aplicable, qué podemos hacer con él, dónde volar y dónde no.

Hasta finales del 2017 quedaba prohibido realizar vuelos en entornos urbanos o rurales y tampoco se permitía volar por la noche, ni fuera del alcance visual del piloto ni en espacios aéreos controlados ni con aparatos de visión aumentada.

La nueva legislación aprobada en diciembre del 2017 contempla todos los supuestos anteriores y especifica entre otros supuestos qué licencias deben poseer los pilotos, qué requisitos deben cumplir los dones para poder volar y las distancias a las que hay que volar en los alrededores de un aeropuerto.

Para aquellos que deseen volar un dron de manera recreativa no se necesita una licencia de piloto. La licencia solo es necesaria para usos profesionales y se debe acreditar una serie de conocimientos teóricos y prácticos así como pasar un reconocimiento médico de la clase LAPL.

En España, un dron no puede acercarse a menos de 8 km. de un aeropuerto o un aeródromo ni volar en un espacio aéreo controlado. Tampoco pueden volar por encima de los 400 pies de altura (unos 120 metros) y en todo caso se debe mantener contacto visual con la máquina.

Sin embargo, los drones que pesan menos de 250 gramos sí que pueden volar encima de las personas y en las ciudades siempre que no sobrepasen los 20 metros de altura y si éste pesa menos de 2 kg sí que puede volar por la noche, pero a una altura máxima de 50 metros.

La normativa del 2017 ha traído nuevos puntos relativos al vuelo de drones en zonas urbanas y aglomeraciones y la necesidad de incorporar algún sistema tipo paracaídas o airbag para prevenir el riesgo en caso de accidentes.

 

¿Cuáles son los principales servicios que nos ofrecen los drones?

 

Los drones han llegado para revolucionar la fotografía aérea

La fotografía aérea ha sufrido toda una revolución gracias al empleo de drones. Hasta su aparición, para este tipo de fotografía se requería un costoso equipo y un medio aéreo. La fotografía con drones está creciendo de tal manera que hasta existe su propia red social con más de 35.000 usuarios registrados donde compartir las mejores fotos aéreas.

 

Fotografías aéreas para la Agricultura de Precisión

La Agricultura de Precisión hace referencia a aquellas técnicas que tienen como fin optimizar la producción agraria, potenciando mayores rendimientos a partir de la la optimización de los recursos. En la actualidad, para este cometido se vienen empleando los últimos avances en fotografía aérea con drones, aplicaciones móviles y sensores avanzados.

El uso de drones en fotografía aérea en Agricultura de Precisión presenta toda una serie de beneficios respecto a monitorización del terreno y recogida de la información. Conlleva un significativo ahorro de costes y reduce el impacto ambiental ya que gracias a la fotografía captada por los drones se puede aplicar fertilizantes, herbicidas y pesticidas sólo en los lugares necesarios.

 

Drones de vigilancia

Las tareas de vigilancia con drones resultan mucho más rápidas, sencillas y económicas. Los drones de vigilancia equipados con cámaras evitan realizar rondas y exponer a un vigilante a un peligro innecesario. Con un dron podemos ver en tiempo real qué está sucediendo sobre una amplia zona.

El uso de cámaras especiales capaces de detectar el calor o cámaras nocturnas permiten visualizar todo tipo de detalles y controlar los espacios de una manera mucho más efectiva. Este tipo de vigilancia mediante drones de vigilancia puede ser ideal para el control de la situación en el interior de una instalación, para chequeos perimetrales, observación de patios interiores de comunidades de vecinos y vigilancia de zonas de recreo como playas o piscinas.

Dejar una opinión