Las apps del futuro: de la realidad virtual al “machine learning”

publicado en: blog | 0

¿Cómo serán las apps del futuro? Dentro de unos años, ¿podremos usar aplicaciones móviles para controlar el coche, la casa, conocerán nuestros gustos y se comportarán como asistentes virtuales?

Actualmente pasamos ya la misma cantidad de tiempo “enganchados al móvil” que interactuando con nuestro entorno. Sin entrar a valorar lo que esto supone como realidad social, lo cierto es que el móvil es lo primero que miramos al levantarnos y lo último que dejamos al acostarnos. En este contexto, ¿cuál es el futuro de las aplicaciones móviles?

Parece claro que las apps del futuro, para tener éxito, deberán ser más rápidas aún, muy intuitivas y fáciles de usar, así como capaces de recopilar el mayor número posible de datos del usuario, con el fin de ajustar la aplicación a sus gustos particulares. También estarán centradas en la realidad aumentada y deberán combinar lo real y lo virtual. Además, podrán funcionar incluso sin conexión a Internet, lo que se denomina Aplicaciones Web Progresivas, y se focalizarán en la Inteligencia Artificial y en el Machine Learning, en el aprendizaje automático.

En España hay más smartphones que ordenadores. Un 80% de españoles tiene un móvil inteligente, lo que nos convierte en el quinto país del mundo que más tiempo pasa frente a su pantalla. No es nada raro ver a gente mirando el móvil por la calle, en el metro, mientras espera en una cola e, incluso, ¡mientras conduce!

El 90% de todo ese tiempo que pasamos con el móvil lo invertimos en aplicaciones: en redes sociales, en diferentes tipos de juegos, usando la mensajería instantánea, comprando cualquier tipo de artículo o contratando un servicio y, ahora, también en la banca móvil.

El año pasado se descargaron en el mundo nada menos que 197 billones de apps móviles, y las previsiones para el año 2021 apuntan a una cifra de 353 billones de descargas, según datos de Statista.

En los últimos cuatro años las aplicaciones móviles que más han crecido son las que mejoran -al tiempo que controlan- nuestra calidad de vida: apps relacionadas con la salud, con la actividad deportiva, con la compra y la comida sana, etc.

Las apps del futuro seguirán en esta línea, pero irán mucho más allá, alcanzando prácticamente todas las facetas de nuestra vida, de tal forma que el móvil se convertirá en el eje fundamental de nuestra vida.

Dejar una opinión